SDSN presenta avances del Atlas Municipal de los ODS en Bolivia a la empresa privada boliviana

La presentación de los avances logrados en la producción del Atlas Municipal de los ODS en Bolivia ante la empresa privada, se realizó el 23 de mayo del presente año 2019 en el espacio generado por la Confederación de Empresarios Privados (CEPB) que funge como punto focal de la red UN Global Compact (Pacto Global) en Bolivia.

Las empresas privadas que enfocan sus esfuerzos en cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible relacionados a la infancia boliviana, conocieron algunos de nuestros datos sobre educación, natalidad, embarazo adolescente y migración interna.

Nos complace poder compartir esta información con el sector privado al saber que existe el interés de gestionar políticas privadas que aportarán al desarrollo integral del país.

Reiteramos nuestro apoyo a quienes se esfuerzan por cohesionar a la empresa privada en rededor de los ODS. En este caso específico, agradecemos a UNICEF Bolivia por hacer ésto y más, al haber generado una herramienta que permite al sector empresarial evaluar y mejorar sus acciones por la infancia.

Los impactos de la deforestación en la biodiversidad de Bolivia

Se ha extendido a lo largo y ancho del mundo la idea de que el planeta está pasando por la sexta versión de la extinción en masa, esta vez causada por los seres humanos en vez de los meteoros y erupciones volcánicas. Un estudio reciente realizado por WWF estima que la abundancia vertebrada en el mundo se ha reducido en un 60% desde 1970. Las principales causas para la pérdida de la biodiversidad en el mundo serían la sobre explotación de especies (ej.: la caza y la pesca) y la pérdida de hábitat debido a nuevos usos de la tierra (ej.: deforestación).

Uno de los objetivos más importantes del ODS 15: Vida de Ecosistemas Terrestres, es detener mayores pérdidas de biodiversidad. Es por eso que, para poder realizar el Atlas Municipal de los ODS en Bolivia, necesitamos un indicador que refleje la pérdida de biodiversidad en cada municipio. En este artículo presentaremos lo que pensamos es el mejor indicador posible que podemos calcular con los datos a disposición.

Nuestra propuesta está basada en las siguientes premisas:

  1. La pérdida de biodiversidad en Bolivia está principalmente relacionada a la pérdida de hábitat de las diferentes especies. Mientras algunas de las especies están siendo sobre explotadas, este efecto no se compara con los miles de millones de animales y plantas que son eliminados cuando la selva boliviana se convierte en terreno para la agricultura a la tasa de cientos de miles de hectáreas por año.
  2. La pérdida de habitad en áreas con una alta diversidad de especies es peor para la biodiversidad que la pérdida de habitad en áreas con menor diversidad de especies. En nuestro indicador de perturbación de especies se le otorga más relevancia a la deforestación en áreas con miles de diferentes especies.
  3. A todas las especies se les otorga la misma importancia. El indicador que hemos desarrollado les otorga la misma importancia a todas las especies, sin importar su encanto, su valor económico, o cuán amenazadas estén.

Habiendo mencionado ya las 3 premisas más importantes, podemos calcular un Índice de Perturbación de Especies (IPE) a nivel municipal sobreponiendo un mapa que refleja la deforestación a una resolución muy alta (1) y un mapa que refleje la Riqueza de Especies (2).

La idea básica detrás del indicador IPE se ilustra conceptualmente en la Figura 1 de abajo. Esta provee un par de ejemplos numéricos para ilustrar cómo se calcula el indicador. A pesar de que en el cálculo real cada municipio contiene cientos de miles de píxeles, en nuestro ejemplo numérico simple hemos incluido 9 píxeles. El número escrito en cada píxel indica el nivel de la Riqueza de Especies, y puede variar entre 0 y 2825. De esta mamera se indica cuántas especies de un grupo de varias miles de especies, como indicador de taxones, pueden vivir en el área de manera natural (de acuerdo con un estudio realizado por FAN el 2005, referido en el pie de página 2).

La Figura 1 contiene dos ejemplos: (a) y (b). En ambos ejemplos, 2 de 9 pixeles han sido deforestados (indicado en rojo), lo que significa que la tasa de deforestación en ambos ejemplos es de 22%. Sin embargo, en el panel (a) la deforestación se dio en áreas con relativamente baja Riqueza de Especies, mientras que en el panel (b) se dio en áreas con alta Riqueza de Especies, resultando en números distintos para el IPE: 13% en el caso (a) y 42% en el caso (b).

Figura 1: Conceptualización del Índice de Perturbación de Especies (IPE)

Fuente: Cálculos hechos por los autores

El índice es simple de calcular (utilizando ArcGIS) y simple de interpretar. Si la tasa de deforestación es cero, el IPE también es 0%, y si la tasa de deforestación es 100%, el IPE también resulta en 100%. Si la deforestación se lleva a cabo en un lugar con Riqueza de Especies regular, el IPE coincide con la tasa de deforestación, pero si la deforestación ocurre en áreas de alta Riqueza de Especies el IPE será más alto que la tasa de deforestación, y viceversa.

En el nivel nacional el Índice de Perturbación de Especies anual de 2016 y 2017 fue de 0.36% anual. El municipio con el IPE más alto entre 2016 y 2017 fue Pailón, con 2.12 % anual, seguido por La Guardia con un IPE de 2.08% anual y Cuatro Cañadas con 1.76%. El Mapa 1 muestra que, en general, los valores más altos del IPE se encuentran en el departamento de Santa Cruz, donde también se concentra la deforestación.

En términos absolutos, la mayor perturbación de especies se dio en sólo una docena de municipios, que fueron responsables de más de la mitad de la perturbación de especies en Bolivia en 2016 y 2017. Diez de estos municipios están localizados en el departamento de Santa Cruz, uno en el Beni, y uno en La Paz.

Mapa 1: Promedio del Índice de Perturbación de Especies en Bolivia, 2016 – 2017, y contribución al total de especies perturbadas, por municipio

Fuente: Cálculo de los autores
Note: Sólo municipios con más de 0.1km2 de bosque en 2015 fueron incluidos en el análisis.

Bajo el entendido de que no hay indicadores de pérdida de biodiversidad perfectos, creemos que el indicador presentado en el Mapa 1 refleja muy bien los diferentes niveles de presión sobre la biodiversidad causada por la deforestación a lo largo y ancho de los municipios bolivianos.

Notas

(1) Los datos de deforestación para 2016 y 2017se calculan a partir del set de datos de la versión 1.5 del Hansen Global Forest Change. Los píxeles miden aproximadamente 27.2 x 27.2 metros, implicando que todo el país está cubierto por casi 1.5 mil millones de píxeles. Cálculos se hicieron para cada uno de los 1.5 mil millones de píxeles y subsecuentemente fueron agregados al nivel municipal.

(2) La Riqueza Absoluta de Especies de FAN (Fundación Amigos de la Naturaleza) (2005) Visión de conservación de la biodiversidad en el corredor Amboró-Madidi. Santa Cruz de la Sierra, Bolivia: Fundación Amigos de la Naturaleza.

 

*Lykke E. Andersen, PhD., Directora Ejecutiva, Red de Soluciones para el Desarrollo Sostenible – Bolivia.

** Juan Carlos Ledezma, Gerente Científico, Conservación Internacional – Bolivia

La Red de Soluciones para el Desarrollo Sostenible (SDSN) en Bolivia actualmente prepara un Atlas Municipal de los ODS en Bolivia. Es un esfuerzo colaborativo de gran significancia que involucra a muchas instituciones. Las opiniones expresadas en el blog son responsabilidad de los autores y pueden no reflejar la postura de sus instituciones. Se exhorta a los lectores a darnos retroalimentación en los comentarios abajo o directamente a la coordinadora de proyecto del Atlas, Dr. Lykke E. Andersen, Directora Ejecutiva de SDSN Bolivia en: Lykke.E.Andersen@sdsnbolivia.org

La Asociación de Municipalidades de Bolivia (AMB) y SDSN Bolivia estrechan lazos

Es grato para nosotros compartir con ustedes los avances en el estrechamiento de lazos estratégicos entre organizaciones importantes para el desarrollo sostenible en Bolivia.

Agradecemos a Mauricio Ramirez, representante del Sistema de Naciones Unidas en Bolivia, por brindarnos el espacio para sentarnos junto a representantes de la Asociación de Municipalidades de Bolivia (AMB), Claudia Herbas, Rocío Molina y Regina Bejarano.

Como ya es de conocimiento público, SDSN Bolivia está embarcada en el proyecto y la producción del Atlas Municipal de los ODS en Bolivia. Es por esto que estrechar lazos con una de las entidades que mejor cohesiona a los 339 Gobiernos Autónomos Municipales del país, es un importante paso hacia el impulso de los ODS a nivel local.

La consigna de impulsar el desarrollo desde los gobiernos locales significa un elemento importante de las estrategias de desarrollo de los países del mundo. Es especialmente importante para Bolivia, ya que el proceso de descentralización administrativa y fiscal necesita aún más impulso para poder consolidarse y aportar a la mejora de las condiciones de vida de las personas en el territorio del país. Para que el esfuerzo que se realiza desde la academia sea bien utilizado y tenga incidencia en el desarrollo sostenible de Bolivia, establecer una línea de comunicación con los Gobiernos Autónomos Municipales de Bolivia nos ofrece la posibilidad de activamente proveer a los Gobiernos locales de insumos para la generación de políticas públicas acertadas para el futuro próximo.

Viviendas vacías en el Altiplano de Bolivia: Evidencia de la migración temporal e incompleta

Con un enorme esfuerzo e inversión, Bolivia ha logrado una cobertura de electricidad bastante alta. Según los Indicadores de Desarrollo Sostenible del Banco Mundial, en 2016 el 93% de la población tenía acceso a electricidad (1), y si se continúa con la tendencia de los últimos 6 años, el país llegaría a tener cobertura prácticamente completa en 2025.

Sin embargo, analizando los datos de los medidores eléctricos residenciales de todo el país (2), podemos ver que en muchos lugares de Bolivia no se aprovecha bien el acceso a la electricidad. De hecho, alrededor de una cuarta parte de todos los municipios de Bolivia tienen más del 20% de los medidores eléctricos con consumo cero durante el mes de mayo de 2016, lo cual sugiere viviendas temporalmente vacías. Como se puede ver en el mapa abajo, las viviendas vacías se concentran sobre todo en las tierras altas bolivianas. En cambio, en las tierras bajas, los porcentajes de medidores con consumo cero están generalmente por debajo del 10%. En las ciudades capitales el porcentaje de medidores con consumo cero generalmente oscila entre el 4% y 6%, a excepción de El Alto, donde el porcentaje es de 9%.

Mapa 1: Proporción de medidores de electricidad residenciales con consumo de electricidad cero durante mayo del 2016, por municipio.

Fuente: Andersen, Branisa & Calderón. Mapa elaborado amablemente por José Acuña.

Los datos de los medidores de consumo de energía eléctrica parecen indicar un proceso de migración a medias en Bolivia. Mucha gente migra en busca de mejores oportunidades, principalmente a los 50 municipios enumerados en el artículo titulado “Los municipios más atractivos de Bolivia”, pero también con dirección al extranjero. Las personas embarcan en este proceso migratorio, aparentemente, sin dejar de mantener fuertes lazos con sus comunidades de origen. Como se describe en otro artículo relacionado a la pobreza , esto podría estar relacionado con las leyes que se aplican a la propiedad rural, principalmente en el Altiplano. A las personas sólo se les permite transferir las tierras a otros miembros de su familia por medio de la herencia.  Lo cual implica un proceso de parcelación excesiva que lleva a la generación de micro-fundios, que no cubren las necesidades más básicas para sus dueños, pero que, no obstante, también establece un vínculo fuerte y casi inquebrantable entre la comunidad rural y el individuo.

Otra razón obvia, que ayuda a explicar las viviendas vacías, es el clima en el Altiplano. Por ser muy seco y frio durante el invierno no permite actividades agrícolas, y por falta de otras actividades generadoras de ingreso, la gente busca actividad en la ciudad.

Para entender mejor las dinámicas de migración en el Altiplano, hemos decidido visitar algunos de los barrios más periféricos de la ciudad de El Alto, considerando que es el segundo destino más atractivo para quienes deciden dejar sus hogares en otros municipios o poblados.

Pudimos visitar el barrio de San Roque y Villa 10 de Mayo, que se sitúan en el camino con dirección a Copacabana, municipio aledaño al Lago Titicaca. Fue difícil encontrar hogares con personas presentes; aun así, tuvimos acceso a 5 hogares cuyos miembros nos brindaron su tiempo para responder algunas de nuestras preguntas.

En todos los casos, las familias procedían de poblados alejados de los centros urbanos de los siguientes municipios: Umanata (La Paz), Pucarani (La Paz), Huayllamarca (Oruro) y Achacachi (La Paz); en dos de los casos, los poblados de origen de las familias no tenían acceso directo a alguna carretera. Según las entrevistas, la razón principal para la emigración es el acceso a trabajo y recursos económicos, no muy diferente a la razón de cualquier migrante económico en el mundo. Sin embargo, escuchar sus testimonios refleja más vívidamente la variedad de situaciones que los llevan a optar por la migración.

El tamaño de las propiedades a las que tienen acceso es muy pequeño, lo cual no les permite sembrar grandes cantidades de productos, como la papa y otros que se producen en estas regiones, que a su vez no son muy competitivos ni de alto retorno en el mercado nacional. Así mismo, la tenencia de ganado se hace difícil en parcelas reducidas. Como otro aspecto importante, la mayoría de los entrevistados destacan el cambio del clima y las heladas más frecuentes como un impedimento para el cultivo. En palabras propias de un padre (38) de 6 hijos “El pueblo (Ticati, Umanata) está vacío, puro adulto mayor se ha quedado en la comunidad”.

Por otro lado, de las 5 familias entrevistadas, 3 tienen familia directa que migró al exterior, siendo la Argentina el destino principal y el Brasil el segundo destino más importante. En casi todos los casos, los migrantes dijeron que regresarían a vivir a sus lugares de origen si tuvieran mejores condiciones laborales y económicas, y resaltaron su intención de regresar a su comunidad si la situación económica no mejoraba en la ciudad. En general, no desean perder el vínculo con su lugar de origen y todos los entrevistados regresan más de 5 veces al año, e algunos incluso más de una vez al mes. En ese sentido, una de las mujeres entrevistadas (54) tiene actualmente el cargo de Bartolina (3) en el municipio de Achacachi, a pesar de haberse mudado a El Alto hace 18 años.

A pesar de que no se trata de una muestra representativa para llegar a conclusiones concretas, se puede inferir que el problema de la regulación de tierras rurales podría estar causando una trampa de pobreza en el área rural. Situación que impide un proceso de consolidación pleno que, de lograrse, podría permitir el establecimiento de unidades productivas de un tamaño rentable y sostenible.

 

Notas:

(1) Véase este link.

(2) Los datos provienen del Viceministerio de Electricidad como insumos para un proyecto que estamos desarrollando con el Centro de Investigaciones Sociales (CIS) de la Vicepresidencia.

(3) Una Bartolina es una mujer, generalmente de origen indígena, que asume un cargo de alta jerarquía política y de orden administrativo en la cultura Aymara. Actualmente el cargo es reconocido por la Constitución Política del Estado y como una representación oficial en comunidades indígenas.

———————————-

* Lykke E. Andersen, Ph.D., Director Ejecutivo de SDSN Bolivia.

** Guillermo Guzmán, Ph.D., Centro de Investigaciones Sociales (CIS) de la Vicepresidencia del Estado.

*** Lily Peñaranda, M.Sc., SDSN Bolivia, Co-editora del Atlas Municipal de los ODS en Bolivia, Coordinadora de la Maestría en Relaciones Internacionales de la Facultad de Ciencias Políticas de la UMSA.

Los puntos de vista expresados en el blog son responsabilidad de los autores y no reflejan necesariamente la posición de sus instituciones. Esta serie de artículos forma parte del proyecto titulado «Atlas municipal de los ODS en Bolivia» que actualmente lleva a cabo la Red de Soluciones para el Desarrollo Sostenible (SDSN) en Bolivia, y de la cual el CIS forma parte.

Dinamismo empresarial en Bolivia

En este blog vamos a mostrar cómo los datos de consumo de energía pueden ser utilizados para obtener información sobre el dinamismo empresarial en el país. Normalmente se usa las estadísticas de Fundempresa (1) para ver qué está pasando con el sector empresarial, pero Fundempresa solamente incluye las empresas más formales, lo cual cubre un porcentaje bajo del total (2), y los datos solamente están disponibles a nivel departamental.

Hay varias formas de evaluar el dinamismo empresarial a través de micro datos de consumo de energía. El más sencillo, y el equivalente a lo que hemos mostrado en un artículo sobre las dinámicas poblacionales, es simplemente ver dónde se está aumentando la mayor cantidad de medidores empresariales con consumo positivo de electricidad (lo que sugiere empresas activas). En el Gráfico 1 se muestran los 25 municipios que han añadido la mayor cantidad de medidores empresariales (con consumo eléctrico positivo) entre 2013 y 2016.

Lo que más resalta en este gráfico es el municipio de Cochabamba, aumentando un promedio de 1,800 medidores empresariales anuales entre 2013 y 2016. Aún más impresionante es que los otros seis municipios que forman parte de la zona metropolitana de Cochabamba también están incluidos en esta lista (en color verde), lo que significa que la zona metropolitana de Cochabamba en total está aumentando cerca de 3,300 nuevos medidores empresariales anualmente (neto), sugiriendo un dinamismo empresarial muy importante.

La zona metropolitana de La Paz (en color rojo), liderada por El Alto, anualmente aumentó un promedio de 2,350 medidores empresariales durante el periodo 2013-2016. De la zona metropolitana de Santa Cruz solamente Santa Cruz de la Sierra llegó a la lista de los 25 municipios con mayores aumentos en el número de medidores empresariales, con un promedio de 1,100 por año. 

Gráfico 1: Los 25 municipios con los mayores aumentos en el número de medidores eléctricos empresariales con consumo positivo, 2013-2016

Fuente: Andersen, Branisa & Calderón (2019)

El tamaño de la empresa detrás de cada medidor empresarial puede variar entre regiones, así que también es interesante ver el aumento en la cantidad de consumo de electricidad de empresas en cada municipio.

El Gráfico 2 muestra los 25 municipios con mayor crecimiento en el consumo de electricidad de las empresas. Hay diferencias importantes en comparación con el Gráfico 1. Particularmente, la zona metropolitana de Santa Cruz demuestra ser la más importante, aumentando cerca de 70 GWh por año en consumo de energía eléctrica empresarial.

Desde esta perspectiva, la zona metropolitana de Cochabamba cae en segundo lugar, aumentando aproximadamente 53 GWh anualmente. Y la zona metropolitana de La Paz demuestra ser mucho menos importante, con un aumento de solamente 8 GWh por año.

Municipios intermedios importantes que resaltan en el Gráfico 2 son: Montero, Puerto Quijarro, Cuatro Cañadas, Punata, Challapata, Rurrenabaque, Santivañez, Atocha, Entre Ríos (CBBA), y Pailón. 

Gráfico 2: Los 25 municipios con los mayores aumentos en el consumo de electricidad en la categoría empresarial (excluyendo minería), 2013-2016

Fuente: Andersen, Branisa & Calderón (2019)

 Las empresas que usan electricidad pertenecen principalmente al sector terciario (servicios y comercio) de las áreas urbanas, mientras que empresas agropecuarias y el sector de transporte tienden a usar diésel como su principal fuente de energía.

El Gráfico 3 muestra los 25 municipios con los mayores aumentos en la venta de diésel entre 2013 y 2016. El Alto resalta con un aumento de más de 30 millones de litros por año; casi cuatro veces mayor que el segundo municipio (Camiri). La zona metropolitana de Cochabamba casi no registra en esta lista (solamente el municipio de Sipe Sipe). Los municipios intermedios son mucho más prominentes en esta lista. En orden de aumento en la venta de diésel observamos a los siguientes municipios intermedios: Camiri, Quillacollo, Caranavi, Cuatro Cañadas, Mineros, Rurrenabaque, Riberalta, Uyuni, Puerto Suarez, Villa Tunari, Colomi, El Puente (Santa Cruz), Pailón, San José de Chiquitos, San Julián, San Antonio de Lomerío, y San Borja. 

Gráfico 3: Los 25 municipios con los mayores aumentos en la venta de diésel entre 2016 y 2018

Fuente: Andersen, Branisa & Calderón (2019), en base a datos proporcionados por ANH.

 El consumo de gasolina no está tan estrechamente relacionado con las actividades empresariales, porque se utiliza sobre todo para impulsar el parque automotor privado. Sin embargo, los municipios donde está aumentando mucho el parque automotor privado, sugiere éxitos para los empresarios y sus empleados.

El Gráfico 4 resalta otra vez el enorme aumento en la venta de combustibles en El Alto. En promedio, entre 2016 y 2018 la venta de Gasolina Especial aumentó en 39 millones de litros por año.

Gráfico 4: Los 25 municipios con los mayores aumentos en la venta de Gasolina Especial entre 2016 y 2018

Fuente: Andersen, Branisa & Calderón (2019), en base a datos proporcionados por ANH.

Los cuatro gráficos resaltan diferentes tipos de actividades económicas, y es difícil resumir los resultados sobre el dinamismo empresarial de estas cuatro diferentes maneras de medirlo. Sin embargo, El Alto es indisputablemente el municipio con más dinamismo empresarial en Bolivia, ya que aparece en los cuatro gráficos, y si no es primero, por lo menos está en una posición muy alta. El único otro municipio que aparece en los cuatro gráficos es Quillacollo, que se encuentra en la zona metropolitana de Cochabamba.

La Tabla 1 muestra los 53 municipios que aparecen por lo menos una vez en los Gráficos 1 a 4, con los más dinámicos listados primero en cada categoría. El Gráfico 5 muestra la ubicación de los mismos 53 municipios en un mapa. 

Tabla 1: Los 53 municipios con mejor dinamismo empresarial en Bolivia, 2013-2018

(los municipios que aparecen por lo menos una vez en las anteriores cuatro figuras)

Fuente: Andersen, Branisa & Calderón (2019)

Gráfico 5: Mapa de los 53 municipios con mejor dinamismo empresarial en Bolivia, 2013-2018 (los municipios que aparecen por lo menos una vez en los anteriores cuatro gráficos).

Fuente: Andersen, Branisa & Calderón (2019), Mapa realizado por Lily Peñaranda

Algunas conclusiones preliminares que surgen de estos datos:

  • El área metropolitana de Cochabamba parece particularmente exitosa en el fomento de empresas pequeñas del sector terciario (servicios).
  • El sector de transporte en El Alto está aumentando de manera increíblemente rápida, lo cual tiene implicaciones interesantes, que requieren más investigación.
  • Hay muchos diferentes centros de actividad económica en Bolivia, y esta información puede formar la base para una política de desarrollo territorial mejor pensada.

Notas:

(1) Fundempresa is el registro comercial donde todas las empresas privadas deberían registrarse en Bolivia.

(2) En el ranking global (158 países) de las economías informales que el FMI elaboró con datos de entre 1991 y 2015, Bolivia resulta ser la segunda economía más      informal del mundo después de Georgia. La economía informal en Bolivia alcanza un promedio de 62.28% de acuerdo al Working Paper publicado en 2018.

 

* Lykke E. Andersen, Ph.D., Director Ejecutivo de SDSN Bolivia en: Lykke.E.Andersen@sdsnbolivia.org.

** Guillermo Guzmán, Ph.D., Centro de Investigaciones Sociales (CIS) de la Vicepresidencia del Estado.

Los puntos de vista expresados en el blog son responsabilidad de los autores y no reflejan necesariamente la posición de sus instituciones. Esta serie de artículos forma parte del proyecto titulado «Atlas Municipal de los ODS en Bolivia» que actualmente lleva a cabo la Red de Soluciones para el Desarrollo Sostenible (SDSN) en Bolivia, y de la cual el CIS forma parte.

————————————