13. ACCIÓN POR EL CLIMA

13. CLIMATE ACTION

Cuando incluimos emisiones causadas por deforestación, las emisiones de efecto invernadero de Bolivia por persona son alrededor de 10t CO2/persona/año, las cuales no son tan altas como las de Estados Unidos, pero son más altas que el área del Euro, son el doble que el promedio mundial y mucho más altas que la mayoría de los países de ingresos medios. Este es otro ejemplo de comportamiento derrochador en Bolivia, el cual necesita ser corregido si queremos llamar nuestro desarrollo sostenible. El mayor potencial para reducir las emisiones es reducir las altas tasas de deforestación, las cuales al mismo tiempo ayudarían a reducir los riesgos y costos inducidos a causa de los incrementos en la frecuencia de inundaciones severas inducidas por el cambio climático1.

Ya que las emisiones de CO2 globales no muestran señales de ralentización, la adaptación es crucial para Bolivia. Necesitamos estar preparados para más inundaciones severas como también sequías. Esto significa construir infraestructura que puede enfrentar eventos de precipitación extremos e invertir en sistemas de irrigación que puedan resistir las sequías.