4. EDUCACIÓN DE CALIDAD

4. QUALITY EDUCATION

La educación de calidad es uno de los bloques básicos para el desarrollo sostenible, y Bolivia ha logrado grandes avances en términos de tasas de matriculación y por ahora tiene una población económicamente activa con más años de educación que el promedio de Latinoamérica y el Caribe (a pesar de ser uno de los países más pobres de la región). Cerca de un tercio de la población está actualmente estudiando.

Sin embargo, la calidad de educación es cuestionada. Bolivia no ha participado en ninguno de los exámenes estándares internacionales (SIMECAL, PISA, TIMSS) desde 1997. La situación era mala en 1997, especialmente en las escuelas públicas, y es poco probable que Bolivia haya mejorado en términos de resultados de las pruebas. Lo que está claro es que los retornos a la educación han caído continuamente durante las últimas décadas. Los trabajadores bolivianos con 12 años de educación apenas ganan un poco más que los trabajadores bolivianos con sólo 1 año de educación1. Esto indica un problema serio con la calidad o relevancia de la educación que la mayoría de los estudiantes bolivianos reciben.

Mejorar la calidad y la utilidad de la educación en Bolivia, y asegurar que la educación adquirida esté siendo bien utilizada en el mercado laboral es un gran desafío, pero uno que tiene que ser enfrentado por Bolivia para mejorar la extremadamente baja productividad laboral.