La empresa privada por la niñez, avances en el diseño de políticas privadas dirigidas a la primera infancia

Durante un desayuno muy productivo, SDSN Bolivia participó de una sesión de la Mesa de Trabajo: Empresas por la Niñez, promovida por la Red Pacto Global a través de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia y por UNICEF Bolivia. Queremos destacar que nos sentimos muy orgullosos de las empresas participantes, entre ellas representantes de la banca, telecomunicaciones, minería, empresas procesadoras de alimentos y actores destacados de la academia y la sociedad civil. Todo el equipo se acerca cada vez más a concretizar pasos hacia la implementación de políticas privadas en favor de la primera infancia, lo que tendría impactos enormes en el avance hacia la igualdad de género en lo que concierne el cuidado de los niños dentro de la familia. Estos esfuerzos también generarían mejores relaciones parentales con los miembros más pequeños de la familia y una corresponsabilidad consciente de las empresas privadas al asumir un rol participativo en el desarrollo familiar de sus empleados.

Gracias a la presentación de Maria Paula Reinbold, Oficial de educación y desarrollo de la primera infancia en la Oficina Regional de UNICEF para América Latina y el Caribe, pudimos comprender con más detalle los beneficios que generan estas políticas tanto para la productividad y rentabilidad de las empresas que las aplican, como para los empleados beneficiados con las mismas.

Se discutieron principalmente políticas sobre el Permiso Parental, que no solo otorga permiso remunerado a la madre, sino también al padre cuando nace su niño/a. También se trabajó en torno a la implementación de salas de lactancia, en lo cual varios representantes de la banca privada han avanzado exitosamente. Como otro aspecto importante, se vislumbró la posibilidad de que las empresas participantes puedan implementar servicios de cuidado de calidad para los niños, así como subsidios de manutención para los mismos.

Estas propuestas se basan en estudios y trabajo arduo realizado por expertos de UNICEF y otras entidades que demuestran por un lado, que durante los 5 primeros años de la infancia, el nivel de aprendizaje y desarrollo de un ser humano es mayor que durante el resto de su vida. A la vez, se comprende que sin desarrollar las capacidades del adulto para ejercer la paternidad/maternidad, es difícil apuntar a un mejor enfoque en la primera infancia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *