3. SALUD Y BIENESTAR

3. GOOD HEALTH AND WELL-BEING

La buena salud es un requerimiento básico para vivir bien, pero mucha gente en Bolivia sufre y/o muere demasiado temprano de causas prevenibles.

Por ejemplo, mientras que la tasa de mortalidad maternal en Bolivia ha caído de forma continua, de 334 muertes maternas por 100,000 nacidos vivos en 2000 a 206 en 2015, esta tasa sigue siendo varias veces más alta comparada a la de países vecinos, y tres veces más alta que la meta global para 2030 (menos de 70 muertes por 100,000 nacidos vivos)1. Las tasas de mortalidad infantil también han caído, de 58.5 infantes muertos antes de cumplir un año de edad por 1,000 nacidos vivos en 2000 a 29.5 en 2016. Sin embargo, esta tasa es también alta comparada a otros países en Latinoamérica.

Es también importante notar que la composición de las enfermedades está cambiando rápidamente en Bolivia. En 1990, los problemas de enfermedades en Bolivia estaban dominados por enfermedades infecciosas y problemas de salud maternas, las cuales son típicas de países pobres. Para 2016, sin embargo, las enfermedades de países ricos asociados con la vejez (por ejemplo, enfermedades cardiovasculares, cáncer, diabetes y desordenes maternales) se han vuelto dominantes2.

Mientras que el gobierno boliviano cuenta con sistemas comprehensivos y programas para reducir la mortalidad maternal e infantil, grandes partes de la población restante tienen acceso limitado a los servicios de salud.