8. TRABAJO DECENTE Y CRECIMIENTO ECONÓMICO

8. DECENT WORK AND ECONOMIC GROWTH

Una fuerza laboral productiva bajo condiciones de trabajo decentes en actividades diversificadas es otro bloque fundamental para un desarrollo sostenible y resiliente.

Desafortunadamente, a pesar de que los niveles de educación y consumo de energía han crecido continuamente, Bolivia apenas ha visto mejoras en la productividad laboral durante los últimos 25 años1. Este es un problema crítico, ya que el incremento en productividad laboral es la única manera de mejorar los estándares de vida en el largo plazo.

El bajo nivel de productividad está relacionado con un ambiente de negocios difícil en Bolivia2, el cual estimula que la mayoría de los negocios se mantengan pequeños, informales y escondidos de las autoridades oficiales. De acuerdo a un nuevo Working Paper del FMI3, Bolivia sobresale como la segunda economía informal más grande, de 158 países analizados, con un total de 62.3% del PIB (promedio del periodo 1991-2015). El tamaño promedio de la economía informal en estos 158 países es de 31.9%.

Identificar y remover las barreras que están evitando que los trabajadores bolivianos contribuyan productivamente al desarrollo del país debería ser una prioridad en Bolivia.