Turismo como motor de Desarrollo Sostenible en Bolivia

By: Lykke E. Andersen*
and Alejandra Gonzales Rocabado*

Antes de la pandemia, el turismo era uno de los sectores de más rápido crecimiento en el mundo. De acuerdo a cifras de la Organización Mundial del Turismo, en 2018 el número de llegadas de turistas internacionales en todo el mundo alcanzó los 1,400 millones [1]. Asimismo, el 2018 fue el séptimo año consecutivo durante el cual el crecimiento de las exportaciones de turismo (+4%) superó el crecimiento de las exportaciones de mercancías (+3%). Además, la industria de viajes y turismo representó un 10,4% del PIB mundial y una proporción similar en empleo en 2018, mostrando el papel vital que juega en la economía global.

 

Turismo en Bolivia

Estas cifras muestran lo prometedora que es esta industria. En el caso de Bolivia, pese a la limitada inversión estatal, el panorama es incluso mejor. El Gráfico 1 muestra que los ingresos generados por el turismo receptivo en Bolivia han aumentado a un ritmo mayor al 10% anual entre 2006 y 2019.

 

Gráfico 1: Gasto turístico de extranjeros en Bolivia, 2006 – 2019 (millones de dólares)

Fuente: Elaboración propia en base a datos oficiales de INE (https://www.ine.gob.bo/index.php/estadisticas-economicas/turismo/gasto-de-turismo-receptor-y-emisor-introduccion/).  Nota: * Preliminar.

 

En 2019 el turismo internacional fue el cuarto producto de exportación más importante del país, después de gas natural, oro y zinc, y por encima de la soya y de sus derivados (ver el Gráfico 2).

 

Gráfico 2: Ingresos por turismo receptivo en comparación con los diez principales productos de exportación, 2019 (millones de dólares)

Fuente: Elaboración propia en base a datos oficiales de INE (http://web3.ine.gob.bo:8082/comex/make_table.jsp)

 

El Gráfico 3 muestra que el número de visitantes extranjeros ha aumentado de 529.601 en 2008 a 1.239.281, en 2019, lo que corresponde a una tasa de crecimiento anual promedio de 8%.

 

Gráfico 3: Llegada de visitantes extranjeros en Bolivia, 2008-2019 (número de personas)

Fuente: Elaboración propia en base a datos oficiales de INE (https://www.ine.gob.bo/index.php/estadisticas-economicas/turismo/estadisticas-de-flujo-de-visitantes-introduccion/) Nota: (p) Dato preliminar

 

Combinando la información de los Gráficos 1 y 3, calculamos que el gasto promedio por visitante extranjero subió levemente de USD 656 a 676 entre 2008 y 2019.

Según UDAPE, solo el 15% del gasto es en hospedaje, mientras que el 63% es en servicios como transporte, alimentación y esparcimiento. El restante 22% se gasta en bienes como souvenirs, artesanías, vestimenta y/o regalos [2].

La oferta hotelera y gastronómica ha aumentado drásticamente los últimos 10 años. En 2010 el número de empresas formales registradas en Fundempresa en el rubro de actividades de alojamiento y servicios de comida era de 5.209, y ahora este número se ha casi cuadruplicado, correspondiendo a una tasa de crecimiento promedio anual de 14%.

La oferta ha crecido más rápidamente en Pando y Tarija, pero el mayor aumento de empresas en este rubro fue en el departamento de Santa Cruz, dónde se establecieron 4,636 nuevas empresas en el rubro durante los últimos 10 años (ver el Gráfico 4).

 

Gráfico 4: Número de empresas registradas en actividades de alojamiento y servicios de comida, por departamento, 2010-2020

Fuente: Elaboración propia en base a datos de Fundempresa (https://fundempresa.org.bo/estadisticas/)

 

La inversión de actores privados en turismo se ha realizado en un contexto en el que Bolivia enfrenta ventajas y desventajas. Entre las ventajas, el último reporte de Competitividad en Viajes y Turismo [3], menciona que Bolivia es el país de la región que más ha mejorado en el Índice de Competitividad en Viajes y Turismo (TTCI) entre 2017 y 2019, subiendo en el ranking de la posición 99/140 a 90/140. Las áreas donde Bolivia tiene más ventajas son:

  • 27/140 en recursos naturales
  • 50/140 en recursos culturales
  • 61/140 en competitividad de precios

Por otro lado, Bolivia enfrenta desafíos en:

  • 114/140 en capital humano y mercado laboral
  • 116/140 en priorización del turismo
  • 127/140 en infraestructura terrestre
  • 139/140 en términos de entorno empresarial

 

Turismo y los Objetivos de Desarrollo Sostenible

La Agenda 2030 menciona al turismo en varios de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. En el ODS 8 (Trabajo Decente y Crecimiento Económico), la meta 8.9 busca “elaborar y poner en práctica políticas encaminadas a promover un turismo sostenible que cree puestos de trabajo y promueva la cultura y los productos locales.” Esta meta existe porque el sector de turismo es particularmente dinámico y transversal, con efectos multiplicadores sobre distintas áreas como: la industria de alimentos y bebidas, textiles, joyería, artesanías, transporte, construcción, diversión y comunicación. Por esto, se puede constituir en un gran dinamizador de las economías locales.

En Bolivia, el turismo ya genera más puestos de trabajo que la minería e hidrocarburos juntos [4] y además los puestos de trabajo en el sector turismo proveen mejores condiciones laborales que los otros sectores, impactando así también la calidad de vida de los trabajadores.

Además, en términos de ODS 5 (Igualdad de género y empoderamiento de las mujeres), se ha visto que el sector turístico tiene mucho potencial, ya que más del 70% de la población ocupada en turismo son mujeres [4].

El turismo puede diversificarse en una gama de opciones, como ser: turismo ecológico, de aventura, histórico, gastronómico, recreativo, entre otros. Además, la diversidad geográfica, cultural y étnica de Bolivia, le atribuyen ciertas ventajas competitivas en cuanto a turismo ecológico y de aventura. Este tipo de turismo está caracterizado por un alto cuidado medio ambiental y el bienestar de las poblaciones locales.

Es por todo esto, y por la oferta boliviana de naturaleza, biodiversidad, cultura, etc., que el turismo puede llegar a ser un motor de desarrollo sostenible que, con un buen direccionamiento, puede coadyuvar a un crecimiento económico, a generar empleo de mejor calidad y con un enfoque de género, mejorar las condiciones de vida de los pobladores de lugares turísticos mediante un incremento de la cobertura de servicios básicos, además de promover el cuidado medio ambiental.

Si bien este sector es de los más afectados por el COVID-19, las características de turismo que ofrece Bolivia la hacen aún más prometedoras para una recuperación tanto del sector, como de la economía boliviana en el periodo COVID-19 y posterior al mismo. Esto se debe a que el ecoturismo, turismo comunitario y actividades de aventura o deportes extremos al aíre libre, ofertados de una manera particular en Bolivia, son los ideales dadas las medidas de bioseguridad contra la pandemia.

 

Referencias

[1] World Tourism Organization (2019), International Tourism Highlights, 2019 Edition, UNWTO, Madrid, DOI: https://doi.org/10.18111/9789284421152

[2] Unidad de Análisis de Políticas Sociales y Económicas (2016), Tomo V Turismo. Diagnósticos Sectoriales. En: http://www.udape.gob.bo/portales_html/diagnosticos/diagnostico2018/documentos/TOMO-V-Turismo-10.07.18.html

[3] Calderwood, L. U., & Soshkin, M. (2019). The Travel & Tourism Competitiveness Report 2019. In World Economic Forum. Disponible en línea: http://www3.weforum.org/docs/WEF_TTCR_2019.pdf. Ver también página web interactiva: http://reports.weforum.org/travel-and-tourism-competitiveness-report-2019/rankings/?doing_wp_cron=1607099161.9970541000366210937500#series=TTCI

[4] AnálisisReal-Latinoamérica (2018) El Sistema Económico de los Sistemas Locales: el potencial de los 339 municipios de Bolivia. La Paz, Bolivia: AnálisisReal-Latinoamérica y Fundación Jubileo. Junio.

*SDSN Bolivia

Los puntos de vista expresados en este blog son responsabilidad de los autores y no necesariamente reflejan la posición de las instituciones. Estas publicaciones forman parte del proyecto “Atlas municipal de los ODS en Bolivia”, el cual está siendo desarrollado por la Red de Soluciones para el Desarrollo Sostenible (SDSN) en Bolivia.

4 comentarios en “Turismo como motor de Desarrollo Sostenible en Bolivia”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *