Combinación de vacunas: Por qué necesitamos más flexibilidad en los protocolos de vacunación contra el COVID-19

By: Lykke E. Andersen*

Muchos países, como Bolivia, tienen protocolos de vacunación contra el COVID-19 extremadamente rígidos. Estos se desarrollaron con datos del ensayo original para cada vacuna. La primera vacuna que uno recibe se le asigna casi al azar, en función de cuál está disponible en el momento y el lugar, cuando su grupo de edad es elegible para recibirla. Esto parece funcionar bastante bien. Sin embargo, la segunda inyección debería ser del mismo proveedor y debe ser dosificada en un breve período de tiempo, según lo determine el protocolo correspondiente; lo que puede ser un desafío logístico tanto para las personas como para los sistemas de salud.

En Bolivia, por ejemplo, acabamos de recibir una gran dotación de vacunas Sinopharm, pero la gente está buscando desesperadamente su segunda dosis de Sputnik-V, que para muchos debe dosificarse ahora, según el certificado de vacunación de la primera inyección que recibieron. Bolivia tiene un stock de más de 1 millón de dosis de vacunas contra el COVID-19, pero es un gran desafío llevarlas a las personas adecuadas, en el lugar adecuado, en el momento adecuado, de acuerdo con los protocolos.

Podríamos acelerar el proceso mundial de la vacunación si permitiéramos que las personas recibieran su segunda inyección de un proveedor diferente, razón por la cual actualmente se están realizando muchos ensayos clínicos que prueban los efectos de combinar vacunas. A continuación, proporcionaremos una breve descripción general de la evidencia hasta la fecha.

Evidencia científica sobre la combinación de vacunas contra el COVID-19

La estrategia de combinar vacunas, conocida formalmente como prime-boost (cebado y refuerzo), tiene sentido teórico ya que estimula el sistema inmunológico de diferentes maneras. La estrategia se ha utilizado ampliamente para la administración de vacunas contra el VIH y se ha demostrado que aumenta la intensidad y la amplitud de las respuestas inmunitarias. Los experimentos en ratones que utilizaron diferentes combinaciones indicaron que las secuencias heterólogas estimulaban respuestas de anticuerpos y células T más fuertes que cuando se aplicaba el mismo tipo de vacuna dos veces. Una vacuna vectorizada con adenovirus seguida de una vacuna de ARNm proporcionó una respuesta de anticuerpos particularmente fuerte en este ensayo (1).

El ensayo CombiVacS realizado en España fue el primero en probar y publicar resultados sobre la combinación de vacunas en humanos. Descubrieron que la vacuna AstraZeneca vectorizada por adenovirus seguida de la vacuna de ARNm de Pfizer-BioNTech mostró una respuesta inmune muy fuerte sin efectos secundarios alarmantes (2). Un pequeño estudio en Alemania también encontró que esta secuencia es segura y al menos tan potente como los regímenes de vacunación homólogos (3).

El actual ensayo aleatorio Com-COV dirigido por Oxford en el Reino Unido acaba de publicar sus primeros resultados de inmunogenicidad de esquema mixto esta semana. Descubrieron que las secuencias heterólogas (AZ-Pfizer y Pfizer-AZ), con un intervalo de 28 días entre el cebado y el refuerzo, producen muchos más anticuerpos que dos dosis de AZ con el mismo intervalo, pero no tantos como dos dosis de Pfizer (4). Continúan probando los resultados de intervalos más largos de refuerzo y también han agregado otras vacunas a las combinaciones, incluidas las más accesibles para los países más pobres, y se obtendrán más resultados en los próximos meses.

Vale la pena señalar que el Sputnik-V en realidad fue diseñada como una vacuna prime-boost, exactamente porque eso tiene sentido teórico. Utiliza dos portadores de adenovirus recombinantes diferentes (Ad-24 para la primera dosis y Ad-5 para la segunda) con el fin de evitar que el sistema inmunológico sensibilizado elimine al carrier demasiado rápido durante la segunda dosis, interfiriendo así con la respuesta inmunitaria. Esta ha demostrado ser una estrategia muy eficaz, y el uso de dos vectores diferentes también puede ayudar a superar los problemas de inmunidad a adenovirus preexistentes en la población (5).

Combinación de vacunas en otros países

Varios países europeos (por ejemplo, Alemania, Francia, Suecia, Noruega y Dinamarca) ya están recomendando que las personas que recibieron la vacuna AstraZeneca para su primera inyección, reciban otra vacuna para la segunda. Esto se debe principalmente a la preocupación por los efectos secundarios poco frecuentes de la vacuna AstraZeneca, pero ahora también parece que la estrategia de combinación produce una mejor respuesta inmune.

Dado lo importante que podría ser la mezcla de vacunas para acelerar el proceso mundial de vacunación, espero que las autoridades estén prestando mucha atención a los resultados de estos ensayos de mezcla y actualicen los protocolos en consecuencia. Si se necesitan más experimentos, felizmente me ofreceré como voluntaria para combinar mi primera dosis de AstraZeneca con cualquier otra vacuna contra el COVID-19 que esté disponible.

 

Referencias

[1] https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC8009122/

[2] https://www.isciii.es/Noticias/Noticias/Paginas/Noticias/Presentaci%c3%b3n-resultados-preliminares-CombivacS.aspx

[3] https://www.medrxiv.org/content/10.1101/2021.05.30.21257971v1

[4] https://papers.ssrn.com/sol3/papers.cfm?abstract_id=3874014

[5] https://www.thelancet.com/journals/lancet/article/PIIS0140-6736(21)00191-4/fulltext

 

* SDSN Bolivia.

Los puntos de vista expresados en este blog son responsabilidad de los autores y no necesariamente reflejan la posición de la institución.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *