Visitando el Municipio Turístico Modelo: San José de Chiquitos

Como parte integral del 8vo Encuentro Internacional de Ciudades Intermedias: Respuestas al despoblamiento de las áreas rurales y el nuevo rol de las ciudades intermedias, organizado por CEPAD, los panelistas y expositores, incluyendo a la Directora Ejecutiva de SDSN Bolivia, Lykke E. Andersen, tuvieron la oportunidad de visitar el municipio de San José de Chiquitos, que se está estableciendo como un Municipio Turístico Modelo.

Quedamos muy impresionados con la cultura, la hospitalidad y los avances logrados en el municipio de San José de Chiquitos y queremos incluirlo como un caso de estudio para el Libro Blanco de Buenas Prácticas en Desarrollo Territorial, que estamos desarrollando para el proyecto EARTH (Education, Agriculture and Resources for Territories and Heritage), junto con varias de las instituciones miembro de SDSN Bolivia.

Contexto local

San José de Chiquitos es un municipio remoto ubicado a casi mil kilómetros de la sede de gobierno nacional, en una zona seca y caliente del país. De acuerdo al Censo de Población y Vivienda de 2001, el municipio contaba con 16.600 habitantes, sin embargo, perdía población debido a la emigración por falta de servicios básicos y oportunidades económicas.

No obstante, el municipio tenía varios elementos importantes que podrían formar la base para un proceso de desarrollo sostenible. El primer elemento es el legado de las misiones Jesuíticas bolivianas, las cuales fueron declaradas Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO el 12 de diciembre de 1990. La cultura chiquitana actualmente combina la esencia de las creencias y tradiciones indígenas prehispánicas, con el importante aporte dejado en estas tierras por las reducciones jesuíticas, incluyendo una pasión por la música barroca. El segundo elemento es un entorno natural único, con serranías majestuosas, balnearios, lagunas, y diferentes tipos de bosques tropicales secos, con abundante vida silvestre. El tercer elemento es la hospitalidad y calor de su gente, con una fuerte identidad y orgullo chiquitano.

La importancia de un alcalde visionario

Como la mayoría de los jóvenes de San José de Chiquitos, Germaín Caballero salió de su municipio natal en búsqueda de educación y oportunidades en la ciudad. Estudió derecho y periodismo y trabajó varios años en la ciudad más grande de Bolivia, Santa Cruz de la Sierra. Pero eventualmente decidió volver a su municipio natal y a sus 33 años fue elegido como alcalde de San José de Chiquitos en 2005, y re-elegido en 2010 y 2015.

Lo primero que hizo como alcalde fue identificar la vocación del territorio. Anunció en la prensa que la vocación del municipio era turística, aunque esto parecía ilógico para la población local, ya que no había ninguna infraestructura turística. Se puso la meta de transformar a San José de Chiquitos en un municipio turístico modelo en 10 años.

Rápidamente se dio cuenta de que no se podría avanzar con la agenda turística sin servicios básicos y una población razonablemente educada, así que se puso a trabajar en agua, saneamiento, electrificación, educación y salud. Solo entonces, con la base en orden, podría empezar a desarrollar la agenda turística de manera efectiva.

La importancia de recursos económicos y humanos

Un municipio pobre no se puede transformar sin recursos. En el caso de San José de Chiquitos se logró gestionar cuatro importantes fuentes de recursos económicos. Primero, como todos los otros municipios de Bolivia, recibe transferencias del gobierno central. Segundo, aseguró financiamiento internacional clave de la cooperación española a través del Plan Misiones. Tercero, gestionó una ley para recibir regalías municipales de las actividades mineras que se desarrollan en las montañas precámbricas del municipio (oro, plata y cobre). Cuarto, con el desarrollo urbano del municipio, se ha logrado aumentar los ingresos propios del municipio sustancialmente, sobre todo por los impuestos a la propiedad.

Sin embargo, los recursos económicos no son fructíferos si no hay gente capacitada que sepa manejarlos e invertirlos bien. San José de Chiquitos ha logrado atraer expertos en gestión, turismo, restauración, hotelería, gastronomía, música y muchas otras capacidades importantes para la implementación de una visión de desarrollo integral del municipio.

Acciones clave

Un primer paso importante fue la implementación del Plan Misiones, apoyado por la cooperación española, trabajando en la preservación y gestión del patrimonio cultural chiquitano. El Plan Misiones se posiciona como el vínculo de la cultura con el desarrollo sostenible, la lucha contra la pobreza y el ejercicio de los derechos culturales.

Es un trabajo de largo plazo, operando ya más de 20 años en la Chiquitanía, acompañando una donación de más de 6 millones de dólares con apoyo técnico continuo y de articulación de redes. Este compromiso de largo plazo permitió construir pilares fuertes, lo cual permite implementar iniciativas e inversiones complementarias con coherencia y solidés.

A partir de 2008, se crea la Escuela Taller de la Chiquitanía, que con la metodología “Aprender produciendo” ofrece una opción de formación técnica, inserción social y laboral a jóvenes en situación de vulnerabilidad en oficios vinculados al patrimonio cultural.

La Escuela Taller, hasta la fecha, formó estudiantes en los siguientes oficios y especialidades: Albañilería para la Restauración, Arqueología, Artesanía Tradicional, Mobiliario, Carpintería para la Restauración, Instalaciones eléctricas e hidrosanitarias, Gastronomía Chiquitina (Gastronomía y alimentación), Jardinería y Paisajismo, Metales y Servicios Turísticos (Turismo).

Atraer inversión privada al municipio también ha sido crucial. La combinación de la visión del Alcalde y las otras iniciativas de largo plazo, han sido clave para crear sinergias público-privadas. Con inversiones privadas sumando más de 20 millones de dólares en hotelería, el número de hoteles en San José de Chiquitas aumentó de 4 en 2005 a 41 en la actualidad, lo cual permite acomodar a más de 1100 turistas por día. El municipio tiene el único hotel de cinco estrellas de la región, La Villa Chiquitana, administrado por un emprendedor francés.

Finalmente, para asegurar que los turistas se queden más tiempo en vez de pasar rápidamente por el pueblo, se ha trabajado para desarrollar una marca: “San José de Chiquitos – imposible de olvidar” y una serie de atracciones turísticas.

Uno de los legados de los jesuitas que se ha quedado en la zona siglos después de su expulsión en 1767, es una pasión por la música barroca. Para desarrollar y estimular los talentos, el municipio construyó, en 2017, una Escuela de Música Barroca, dónde los niños y jóvenes pueden perfeccionar sus talentos en el violín. La escuela cuenta con infraestructura adecuada para las actividades de la orquesta; cuenta con un auditorio para 250 personas, una sala de ensayos, siete aulas, áreas administrativas y de prácticas.

Cada dos años, la Asociación Pro Arte y Cultura (APAC) realiza el Festival Internacional de Música Renacentista y Barroca Americana “Misiones de Chiquitanía”. Este festival es considerado el evento cultural más importante de Bolivia y el más grande del mundo en su género. El próximo Festival de Música Barroca se realizará entre el 24 de abril y el 3 de mayo de 2020.

Durante todo el año se cumple un activo calendario de celebraciones y fiestas populares que permiten a los turistas disfrutar de las tradiciones de la zona. También se ha impulsado a San José de Chiquitos como un destino nupcial, para que las parejas puedan aprovechar esta bella zona para realizar su post boda, filmación o luna de miel.

También se está promoviendo la gastronomía de la región. Con ayuda del Centro para la Participación y el Desarrollo Humano Sostenible (CEPAD), se está desarrollando un recorrido de turismo vivencial, donde los turistas pueden probar especialidades locales, como el tradicional té quemado, masaco en distintas presentaciones y las ricas empanadas de arroz.

Entre el 6 y 8 de septiembre, se llevará a cabo el Festival Posoka Gourmet, donde los visitantes pueden experimentar las grandes atracciones de San José de Chiquitos.

 

Municipio Escuela

El año 2015 el municipio de San José de Chiquitos fue identificado como Municipio Escuela por CEPAD, por sus buenas prácticas alcanzadas en materia de desarrollo económico local, transparencia, participación ciudadana, gestión innovativa y cohesión social.

Se identificaron varias acciones relevantes, consideradas como buenas prácticas, para ser compartidas con sus pares municipales:

  • La salud y el bienestar de la población se establecen como primera prioridad, por lo cual se creó un seguro universal de salud (SUSACO) en 2008, más de una década antes del resto del país. Con alianzas estratégicas entre el gobierno municipal, departamental y nacional, la cooperación internacional y la empresa privada, se logró cobertura completa y gratuita para toda la población del municipio (y de otros municipios vecinos también).
  • Destino turístico: El turismo genera mucho empleo, especialmente para las mujeres, lo que puede constituirse en un motor de desarrollo sostenible. En San José de Chiquitos se comenzó el trabajo de desarrollo turístico con la participación conjunta de múltiples instituciones. El proceso comenzó involucrando inicialmente a los actores locales: comunidades, artesanos, vecinos, educadores, propietarios de los pocos hoteles de ese entonces, despertando el entusiasmo y logrando el compromiso de participar y promover el desarrollo turístico municipal.
  • Valorando la cultura local: Se ha trabajado de manera sistemática en el fortalecimiento de varios elementos culturales clave, como es el cabildo indígena, la recuperación de costumbres indígenas, las ferias productivas culturales como generación de ingresos locales y la música como elemento de intercambio y manifestación cultural.
  • Recuperación y valoración del patrimonio: En 1989 se creó el Parque Nacional Histórico Santa Cruz La Vieja, sitio arqueológico que rescata los restos de lo que originalmente fue la ciudad de Santa Cruz. El lugar está en una zona en la que confluyen diferentes tipos de bosques como el Cerrado, Chiquitano y Chaco.
  • Fortalecimiento de las mujeres para el desarrollo humano: El Gobierno Autónomo Municipal de San José de Chiquitos creó dentro de su estructura administrativa la Dirección Municipal de Género, para diseñar, implementar y orientar políticas municipales que promuevan la igualdad y equidad de género en el municipio.

 

Lecciones aprendidas

No se logra milagros de un día para otro. La clave de una transformación exitosa y sostenible es una visión compartida y un compromiso de largo plazo de muchos diferentes actores.

San José de Chiquitos es único y no se puede replicar exactamente lo mismo en otro lugar. Sin embargo, se puede replicar la metodología de transformación, lo cual incluye los siguientes componentes principales:

  • Identificar la vocación del territorio, los sueños de la población, y construir una visión compartida.
  • Asegurar financiamiento de una diversidad de fuentes, incluyendo cooperación internacional, inversión privada e impuestos locales.
  • Es fundamental empezar desde lo más básico como el agua, saneamiento básico, electricidad, salud, educación, telefonía, internet y recolección de basura.
  • Sobre esto fundamento de servicios básicos, se puede desarrollar atracciones únicas, y promoverlas por todo el mundo, aprovechando que con las nuevas tecnologías de comunicación, los costos se han reducido.
  • En turismo, hay fuertes economías de aglomeración, es decir, que el éxito de tu vecino te es favorable. Por lo que la colaboración y un apoyo mutuo es fundamental.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *